FDEMO-2_edited.png

About

FLOWER DEMO

En marzo de 2019 numerosos casos reconocidos como agresiones y abusos sexuales fueron absueltos en los tribunales.

El 11 de abril de ese mismo año, más de 500 mujeres se reunieron frente a la estación de Tokio, desafiando el frío de la
noche. Y sucedió algo totalmente inesperado. Aunque la manifestación y todos los discursos previstos habían acabado,
nadie se decidía a volver a casa sin más. Una tras otra, numerosas mujeres tomaron el micrófono y la palabra y empezaron
a hablar. Era como si la ira y la indignación, que durante tanto tiempo se habían ocultado en nuestro dolor, se sintiera libre.

Muchos de los casos de violencia sexual habían sucedido en el pasado. Aunque podamos contar nuestras historias ahora,
no podemos cambiar el pasado. Pero hemos comenzado a hablar del dolor de nuestro pasado con el objetivo de que no
vuelvan a suceder y se posible un cambio en el futuro.
Esa fue la noche en que todo comenzó.

Al mes siguiente, el movimiento se difundió en Fukuoka y Osaka, y en junio, a Nagoya y Sendai.
Nuestras voces van ganando notoriedad, y en enero de 2020, el movimiento se había extendido a 33 prefecturas.

Se ha dicho que no habría un #MeToo en Japón. Algunas personas dicen que las mujeres japonesas no son lo suficientemente fuertes
Sin embargo, la voz del #MeToo no crecerá si no escuchamos o creemos en nuestras voces.
Esta es la razón por la que hemos decidido poseer la flor como símbolo del #WithYou, para decir "te creemos y estamos contigo".

Es evidente que son muchas las víctimas que no pueden hablar, estamos en una sociedad que no deja a las víctimas hablar. De hecho,
las víctimas siempre hablan de sus luchas interiores. En cualquier caso, la sociedad que coloca a la víctima y al victimario codo con 
codo, que jusga quien miente o no, está pisoteando la voz de las víctimas. La sociedad todavía no ha adquirido la habilidad para 
escuchar las voces de las víctimas.

Flower Demo está presente no sólo en las grandes ciudades también muy cerca de nuestras casas. Porque la violencia sexual sucede
en nuestras vidas diarias. Lugares que debieran ser los más seguros se convierten en un entorno que nos aterran con su violencia.

¿Cuántas niñas y niños están completamente desvalidos hoy día?
¿Cuántas personas viven con miedo, lamentándose y sufriendo por las noches?
¿Cuántas personas son silenciadas y cuántos agresores viven como si nada hubiera sucedido?

Esas voces cínicas son ajenas a Flower Demo. "Una manifestación no cambia nada"
Pero la noche del 11 de abril, hicimos una promesa.
"Vamos a cambiar una sociedad en la que las víctimas tienen que guardar silencio. Vamos a convertir nuestras prqueñas voces
en opinión pública" 

En diciembre de 2019, Shiori Ito ganó su juicio en los tribunales. La sentencia no sólo reconocía la lucha de Shiori, sino la de todas 
las víctimas que siguen sufriendo. Una sentencia así no se hubiera conseguido un año antes. Este caso nos demuestra que tenemos
que confiar en que las voces de las víctimas de agresiones sexuales están cambiando la sociedad.
Que nuestra voz crezca no es en vano. Podemos realizar un cambio.
 
Flower Demo celebra su primer aniversario el 8 de marzo, Día Internacional de la mujer, de 2020. Será un año de importantes retos
Nuestro objetivo es que Flower Demo esté presente en todas las prefecturas en ese día y será un año importante para resolver los
problemas pendientes después de la revisión del Código Penal de 2017 en los referente a delitos sexuales. Vamos a difundir nuestras
voces y hacerlas crecer para conseguir una reforma en el Código Penal que proteja y grantice los derechos de las víctimas de agresiones
sexuales. Por un mundo sin violencia sexual.

翻訳:Elena Gallego